Titular del MINJUSDH destacó que edificación de esta obra en la comunidad de Patasuyo A fue decidida democráticamente y es un ejemplo de construcción para el país.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos Salinas, entregó un local comunal multiuso a la comunidad rural de Patasuyo A, como medida de reparación colectiva por las afectaciones sufridas en el periodo 1980-2000, proyecto que fue decidido de manera democrática por la comunidad y trabajado entre diversos niveles de gobierno.

“Hay que reconocer que ha participado toda la comunidad y muchos más proyectos deben darse de esta manera. Esta es la mejor forma de construir un país, sumando a todos en la toma de decisiones”, expresó el titular del MINJUSDH.

Remarcó que además “es una muestra del trabajo articulado entre los diferentes niveles de gobierno y los ciudadanos han puesto su mano de obra para concretarlo. Es un ejemplo de lo que puede hacer la sociedad organizada. Continuaremos llevando así la presencia dinámica del Estado a las comunidades”. También participó en la ceremonia el viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, Daniel Sánchez Velásquez.

Este local comunal, ubicado en el distrito ayacuchano de Quinua (provincia de Huamanga), es de material noble con techo aligerado y consta de un auditorio amplio, una oficina administrativa y servicios higiénicos. Con este espacio se busca reconstruir los lazos comunitarios, las capacidades productivas y el desarrollo de una comunidad que sufrió por los constantes ataques de grupos terroristas.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel (CMAN), Katherine Valenzuela, puntualizó que el distrito de Quinua cuenta con 22 comunidades inscritas en el Registro Único de Víctimas (RUV), de las cuales 18 ya han sido atendidas con proyectos de reparaciones colectivas y en adelante se hará lo propio con las 4 localidades faltantes: Patanpampa, Maizondo, Nueva Esperanza y Nueva Larampampa.

Es importante mencionar que a la fecha, el MINJUSDH han atendido con reparaciones colectivas a 2,903 comunidades y 29 asociaciones de desplazados con un total de 2,958 proyectos por alrededor de S/ 287 millones, lo que ha permitido que estas comunidades puedan combatir la anemia, triplicar niveles de producción y lograr una mayor articulación con el mercado local.