Como parte de las actividades por la semana de conmemoración por los 71 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) reconoció a los escolares ganadores del concurso de historietas con esa temática, así como a personalidades y entidades por sus aportes a la consolidación de prácticas democráticas y la paz en el país.

Durante la premiación, la ministra Ana Teresa Revilla afirmó que los eventos que se realizan durante esta importante semana sirven para posicionar los retos, compromisos y la imperativa necesidad de garantizar que todos los peruanos y peruanas gocemos con igualdad de estos derechos; en especial en el Perú, un país intercultural e históricamente desigual que aún enfrenta múltiples desafíos y fracturas.

“Es prioritario y necesario garantizar los derechos para todos y todas. Como sector, impulsamos el Plan Nacional de Derechos Humanos para asegurar que, al 2021, los 13 grupos vulnerables identificados del país cuenten con el respaldo normativo e institucional para el cumplimiento de derechos como la salud, educación, vivienda, restitución de derechos y reconocimientos. Dicho Plan, cuya elaboración fue fruto de un trabajo articulado con entidades estatales, organismos de sociedad civil, asociaciones y ciudadanía en general, tiene mecanismos de seguimiento para su efectivo cumplimiento e implementación”, explicó.

A puertas del Bicentenario, agregó la ministra, el MINJUSDH cuenta con un Proyecto y una Agenda que permitirá construir un país sin corrupción, con igualdad de oportunidades, sostenibilidad, identidad, integridad, diversidad, con diálogo y reconciliación.

En la ceremonia de premiación, Ana Teresa Revilla agradeció a los escolares ganadores del Concurso de Historietas sobre Derechos Humanos y Cultura de Paz, porque sus trabajos permiten recuperar la memoria local de las comunidades y localidades afectadas por el periodo de violencia de 1980 al 2000.

Sus obras generan puntos de vista críticos y propositivos que garantizan la transmisión de lo ocurrido en el país durante ese período; el rechazo absoluto a la violencia y la no repetición de los lamentables hechos, agregó. Este concurso se realizó en 23 instituciones educativas de Apurímac, Ayacucho Junín, Huánuco, San Martín, Puno, Huancavelica y Lima.

La titular del MINJUSDH también reconoció a personalidades y entidades con el Premio de Derechos Humanos. Entre ellas, a Alejandro Cussianovich, por su trabajo por los derechos de niños, niñas y adolescentes; a Bruno Montenegro Mamani, al luchar por el derecho a la identidad de la población LGTBI de la Universidad de San Agustín de Arequipa; y a Gina Parker por trabajar por los derechos de personas con discapacidad.

Asimismo, a Oswaldo Bilbao, al luchar contra el racismo y los derechos de la población afroperuana; Nerci Inuma Aguirre, por los derechos culturales, sociales y políticos de hombres y mujeres Amahuacas; Daniel Alberto Jara Espinoza por garantizar el acceso a la justicia a víctimas de violaciones de derechos humanos; José Enrique Silva Pellegrín, por la garantía de derechos humanos de las víctimas del periodo de violencia 1980-2000; y a César Delgado Barreto, por su trayectoria para fortalecer el Estado Constitucional de Derecho.

Igualmente, se reconoció al medio de comunicación Ojo Público, por las acciones de información e investigación que permiten la visibilidad y defensa de los derechos humanos; al Centro de Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos de las Fuerzas Armadas, por la promoción y protección de los derechos humanos; y a la empresa REP, Red de Energía del Perú S.A., por sus programas de sostenibilidad que facilitan el acceso y ejercicio de derechos en sus zonas de intervención.