Durante el estado de emergencia nacional, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) ha adoptado las medidas y acciones necesarias para continuar con el trabajo a favor de las víctimas civiles, policiales y militares del periodo de violencia, a fin de atender sus requerimientos de información y articular con otras entidades para que se les brinde respuestas oportunas en este complejo contexto para el país.

Al respecto, tanto la Secretaría Técnica del Consejo de Reparaciones (CR), la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel (CMAN) y la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas (DGBPD) vienen realizando gestiones y atenciones de manera remota desde el 16 de marzo del 2020, garantizando la seguridad tanto de los trabajadores como de la población afectada en los años de violencia.

Consejo de Reparaciones

El CR brindó 480 atenciones vía telefónica, en castellano y quechua, para orientar y facilitar información sobre los trámites ante el Registro Único de Víctimas (RUV).

​Asimismo, realizó 5,538 evaluaciones de expedientes en el RUV y aprobó 370 solicitudes de inscripción al Registro Especial de Beneficiarios de Reparaciones en Educación – REBRED.

También, adecuándonos al actual contexto, se ha desarrollado una plataforma virtual para el ingreso de las solicitudes REBRED, lo cual permite a la ciudadanía presentarlas sin necesidad de salir de casa. Además,se tiene hasta la actualidad 37 módulos RUV que brindan orientación en 9 regiones del país.

CMAN

La CMAN, entretanto, realizó 4,475 atenciones, también en castellano y quechua, a través de 13 líneas telefónicas a nivel nacional, respecto a los diversos programas del Plan Integral de Reparaciones, así como orientaciones sobre las atenciones estatales en el marco de la emergencia sanitaria como el acceso a bonos y el apoyo en la identificación de beneficiarios.

De igual modo, ha atendido a 89 comunidades inscritas en el RUV con proyectos de reparación colectiva, por un monto de 8 millones 900 mil soles que se transferirá a 45 gobiernos locales de 12 regiones del país, desembolso que además contribuirá a la reactivación económica en estas comunidades rurales.

También ha realizado gestiones con el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, para la consideración de estas personas en la determinación de beneficiarios de bonos del Estado brindados en este contexto.

En similar sentido, la CMAN articuló con 47 gobiernos locales de Ayacucho, Cusco, Puno, Huancavelica, Ica, Lima, Huánuco, San Martín y Pasco para canalizar la atención a 358 víctimas del periodo de violencia en situación de vulnerabilidad, a través de canastas alimentarias brindadas por las municipalidades correspondientes.

Para el mismo fin, se gestionó con el Despacho de la Primera Dama la donación de 1,052 kits de alimentos no perecibles a fin de atender a 526 familias en Lima metropolitana, las cuales han sido identificadas en coordinación con las organizaciones integrantes del Grupo de Trabajo de Reparaciones.

Por otro lado, se ha coordinado con el Gobierno Regional de Ayacucho para la continuidad del proceso de elaboración del expediente técnico del Santuario de Memoria de La Hoyada.

DGBPD

Desde la DGBPD se brindaron 1,117 sesiones de acompañamiento a 776 víctimas del periodo de violencia, en las regiones de Ayacucho, Huánuco, Junín y Lima. Todas estas atenciones fueron en castellano y en quechua.

Esta Dirección gestionó además el apoyo humanitario (económico o en víveres), en coordinación con organizaciones como el Comité Internacional de la Cruz Roja, a 218 familiares de personas desaparecidas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, en Lima, Ayacucho, Junín y Huánuco.

Asimismo, ha realizado reuniones informativas y de coordinación con el Grupo de Trabajo y las Mesas de Trabajo regionales, para informar sobre los avances en los procesos de investigación humanitaria, así como las acciones en acompañamiento emocional a los familiares, donde se otorgan herramientas de cuidado emocional y físico, y se aclaran sus dudas en el marco del estado de emergencia nacional.

En la misma línea, se ha avanzado en la sistematización de información de casos en fase de investigación humanitaria que involucra a más de un centenar de personas desaparecidas de Ayacucho, Huánuco y Huancavelica; y se han elaborado importantes instrumentos de gestión para fortalecer las distintas etapas del proceso de búsqueda con enfoque humanitario.

El MINJUSDH reafirma su compromiso en la atención de las víctimas civiles, policiales y militares del periodo de violencia 1980-2000, y seguirá apostando por el fortalecimiento de las acciones que les permitan sobrellevar esta difícil coyuntura.