El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel encargada del seguimiento de las acciones y políticas del Estado en los ámbitos de la paz, la reparación colectiva y la reconciliación – CMAN, entregó el Santuario Ecológico de Memoria por las víctimas del distrito de José Crespo y Castillo, así como proyectos de reparaciones colectivas a tres comunidades de la provincia de Leoncio Prado, en la región Huánuco.

Por ello, el viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, Daniel Sánchez, viajó a la localidad de Aucayacu para inaugurar el santuario Ecológico ubicado en la localidad de Aucayacu, y a la comunidad de Túpac Amaru, donde entregó el proyecto de instalación de una cadena productiva de peces nativos, que beneficiará a las 30 familias de esta comunidad que se integran una asociación productiva.

Un día antes, la Secretaría Ejecutiva de la CMAN entregó el acceso peatonal que fue trabajado por las mujeres de la comunidad de Clorinda Matto de Turner, y que desde su instalación incrementó de 20 a 175 visitas turísticas semanales, beneficiando a 60 familias que ofrecen diversos servicios turísticos. Igualmente, entregó a la comunidad de San Pedro de Pacchaj el centro de acopio que facilitará la comercialización de productos de primera necesidad para las 40 familias de esta comunidad, que se dedican a la producción de café, cacao y otros.

Estas medidas de reparación simbólica y colectiva buscan resarcir los daños ocasionados por el periodo de violencia de 1980 al 2000, reconstruyendo las relaciones entre las víctimas civiles, policiales y militares, las comunidades y el Estado peruano, ya que generan procesos de diálogo y participación, uniendo compromisos entre comunidades, gobiernos locales y el gobierno central. En estos procesos es importante el apoyo de organismos internacionales como la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), quien viene contribuyendo en la implementación de los santuarios ecológicos de memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *