La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Neyra Zegarra, visitó el Santuario de Memoria de La Hoyada y entregó una obra de reparaciones colectivas en el distrito de Soccos.

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Neyra Zegarra; junto con el ministro de Cultura, Alejandro Neyra; el director de la Oficina de Diálogo y Gestión Social del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Pastor Paredes; y el presidente del Gobierno Regional de Ayacucho, Carlos Rúa Carbajal, realizaron hoy una visita al Santuario de Memoria de La Hoyada, proyecto reconocido como obra emblemática de la Agenda Bicentenario.

“Reafirmo el compromiso del Ejecutivo para llevar adelante, junto al Gobierno Regional, esta medida de reparación simbólica que permita conmemorar a las víctimas desaparecidas y generar encuentro, reflexión y rechazo a la violencia”, indicó la ministra Neyra, a la vez que resaltó la resistencia y organización de los familiares; como es el caso de las madres integrantes de la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú (ANFASEP).

Anotó que “cuando nos enteramos que el aeropuerto podría afectar el santuario, inmediatamente coordinamos con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, porque creemos que este espacio de encuentro y reconciliación tiene que protegerse. Nuestro compromiso es tratar de dejar lo más avanzada posible la construcción del santuario”.

Por su parte, el ministro de Cultura destacó que “el arte y la cultura permiten que siga viva la memoria y el recuerdo de nuestros hermanos y hermanas, por lo que seguiremos trabajando de la mano con el MINJUSDH y las organizaciones para que este santuario también forme parte de los espacios de memoria que existen en el país”.

A su turno, el representante del MTC reiteró la decisión de dicho sector de no afectar la construcción del proyectado Santuario para cuyo expediente técnico, en octubre de 2019, el MINJUSDH transfirió 400 mil soles y se encuentra actualmente en etapa de formulación. Sobre dicho proceso se realiza el seguimiento y asistencia técnica a través de un comité de expertos nacionales e internacionales.

Luego las autoridades recorrieron el terreno donde está ubicado el santuario con los familiares, para verificar el estado actual del lugar y reconocer la amplitud del proyecto.

Seguidamente, la ministra Ana Neyra se dirigió a la comunidad de Llunchi (distrito de Socos), donde junto al alcalde distrital Edgar Meneses, hizo entrega de un reservorio, con capacidad de 180 metros cúbicos, para el riego destinado a la agricultura en la comunidad. Esta obra ha sido ejecutada como reparación colectiva por las afectaciones sufridas durante el periodo de violencia 1980-2000.

Este proyecto, además de reforzar los vínculos con la comunidad, incrementará el área agrícola con el sistema de riego para el cultivo de maíz, papa, haba, arveja y pastos cultivados; facilitando la reactivación económica y fortaleciendo la buena alimentación y la salud de las 30 familias de la comunidad.

“Esto forma parte de un trabajo que el Gobierno viene realizando desde hace muchos años. El Plan Integral de Reparaciones es un elemento central que hoy nos convoca y que busca justamente atender a las víctimas tanto civiles, policiales y militares de ese terrible momento que vivimos, y que buscamos que nunca más se repita”, dijo.

Participaron también en la actividad Gloria Falconí, vicegobernadora de Ayacucho, y el viceministro de Derechos Humanos, Daniel Sánchez Velásquez, quien manifestó que esta importante obra representa un compromiso de unidad entre el gobierno central, regional y local, así como con la misma comunidad. Finalmente, destacó que por primera vez una autoridad nacional llega a estas zonas altoandinas.